Inicio Playlist – Archivo Listas CrazyMinds: Las 20 canciones más bellas y melancólicas de 2015

Listas CrazyMinds: Las 20 canciones más bellas y melancólicas de 2015

Estos días podréis escuchar y leer sobre varias colecciones de canciones que han sido relevantes a lo largo de nuestro agonizante 2015. Esta primera tratará sobre canciones especialmente bonitas, bellas, melancólicas y un pelín casposas que nos han podido ( y aún nos pueden) emocionar. Entre ellas faltarán muchas, pero he tratado de realizar una colección lo más variada posible, tal y como podréis ver a continuación (sin un orden concreto):
Sufjan Stevens – Blue Bucket of Gold
El músico norteamericano nos ha dejado uno de los álbumes más sentidos y desgarradores de los últimos años, dedicado a su madre, fallecida recientemente. Entre el excelente nivel y la extrema sensibilidad de todos los cortes es difícil elegir uno, pero el cierre del álbum posee una energía casi divina que va más allá del minimalismo del resto de canciones.

 
Tame Impala – Past Life
Del radical cambio de Kevin Parker se puede ser amante o detractor, pero en su álbum Currents desde luego hay canciones extremadamente funcionales y bellas sobre su amor y desamor hacia Melody Prochet. En esta en particular, el espacial estallido es tan ensoñador y surrealista como bello.

 
Beach House – Somewhere Tonight
Otro cierre sensacional y emotivo para el segundo disco en el mismo año del dúo de Baltimore. Una canción que se podría bailar fundido en un abrazo con alguien, tan melancólica y emotiva como cualquiera de Bloom, tan triste como alegre, tan bella en directo como en estudio.

 
HEALTH – Life
Como herederos casi directos de las cenizas humeantes de Crystal Castles, HEALTH acogieron también esta euforia confusa característica de la juventud en letras que rozan el pensamiento suicida y la mayor de las alegrías. Un ejemplo tan seco como eficaz de ello es esta Life.

 
Deerhunter – Living My Life
Es sensacional escuchar a Bradford Cox por fin con cierta alegría y positividad respecto a su existencia a pesar de toda la angustia que sigue transmitiendo en sus álbumes. Si en este caso crea además un espacio dream pop que se transforma finalmente en un new wave más rock, el resultado es tan genial como podemos imaginar.

Father John Misty – Holy Shit
Otro ejemplo de una mezcla extrema de sentimientos. Joshua Tillman escribió esta canción a partir de su boda, recogiendo todo lo que se le pasaba por la cabeza, que como se puede leer en la letra no es poco, encima sobre una melodía bellísima. Un maravilloso escritor ante uno de los momentos más relevantes de su vida.

 
Unknown Mortal Orchestra – Puzzles
El corte final de Multi-Love es todo un ataque respetuoso a una sociedad empeñada en ponerle nombre a todo, en el que Ruban Nielson despotrica de forma metafórica sobre el absurdo de algunas de las condiciones impuestas que hacen que este mal visto su poliamor.

 
Jim O’Rourke – All Your Love
Uno de los músicos norteamericanos a los que menos coba se les ha dado en los últimos 20 años. Su versatilidad y sus mil y una facetas hacen que dentro de cada lanzamiento que realiza haya siempre pequeñas joyas capaces de emocionar a los oídos más diversos.

 
SOPHIE – Just Like We Never Said Goodbye
Esta es también una de las canciones más desconcertantes de 2015, pero los sintetizadores y la voz apitufada la convierten sin duda en uno de los temas más remember y nostálgicos del año. ¿A qué recuerda exactamente?

 
McEnroe – Rugen Las Flores
También tenemos espacio para producto nacional, con una de las canciones más intensas y sentimentales del año. Las letras de McEnroe entran en el pecho de uno, se correspondan o no con su experiencia, con una fuerza tremenda. Si no, juzguen ustedes.

 
Beach House – Levitation
Sí, repetimos banda, pero no álbum. Esta vuelta al ruedo discográfico de Beach House después de Bloom no podría haberse abierto mejor que con la rompecorazones Levitation, que realmente se siente como el título, sobre todo a partir del segundo minuto. Una joya para despertar cualquier recuerdo de forma sensitiva y cuidadosa.

 
Foals – London Thunder
Los de Philippakis tuvieron hueco en su álbum de hits para volver a alguna de las baladas medio profundas pero de exquisita composición de Holy Fire. Esta London Thunder, su precioso estribillo y su aura lluviosa acompañan cualquier día nublado.

 
Tobias Jesso Jr: Hollywood
Aunque la canción salió como single en 2014, pertenece al álbum debut del pianista, Goon, y merece una mención especial por ese aire a Imagine de John Lennon, y a todos estos cantautores clásicos que parecen haberse extinguido en nuestra era de inmediatez.

 
C. Tangana – Bolsas
Sí, es un rework de Drake, y sí, es una oda a la droga. Pero es un trabajo sensacional por parte del “rapero” madrileño, que parece no tener límites para la escritura ni para la elección de influencias, bebiendo y trabajando siempre sobre cosas vanguardistas en nuestro país.

 
Lana del Rey – Honeymoon
Indispensable siempre en este tipo de listas a pesar de estar cayendo en la repetición y en la composición más plana posible. En su nuevo álbum (poco destacable) volvemos a encontrar baladas trabajadas de forma excelente, rememorando a las grandes divas de los años 50 (aunque cada vez esto se asemeje más a una postura).

 
Majical Cloudz – Change
Aunque su nuevo disco no haya pegado tan fuerte como el anterior, seguimos pudiendo sacar perlas especialmente regulares y brillantes de los canadienses. Este es un nuevo ejemplo sobre esa rara atmósfera que crean de forma minimalista, siempre con un mensaje con múltiples interpretaciones bien respaldado por las pocas (pero limpísimas) capas.

 
SOAK – B a nobody
Un poco deprimente, un poco dramática, y más bien poco innovadora, pero la jovencísima británica parece tener un duende para escribir con grandísima sencillez y cercanía, adaptándose a unos oyentes de lo más amplios que estén dispuestos a pasar un tiempo entre lágrimas y pensando en tiempos mejores.

 
Dvsn – The Line
Todo lo bueno de artistas como John Legend o Frank Ocean se reúne para uno de los cortes soul y R&B más inesperadamente bonitos del año, de esta banda que apenas tiene representación ni nombre, y de la que aún se recoge muy poca información en los medios, lo cual da más mérito a esta pieza.
https://www.youtube.com/watch?v=1mPYdZ60Gbo
 
The Vaccines – Maybe I Could Hold You
En un disco que tiene tanto de bueno como de malo, los ingleses consiguieron varias canciones para encender mecheros en el aire y canturrear en un directo, o dentro de tu propia casa, como esta genial balada rock que bien se podría haber firmado hace 30 años.

 
Best Coast – California Nights
Cerramos la lista (por sorteo) con el tema que da nombre al último disco de Best Coast, una canción de 5 minutos (¡!) que nadie podría haber esperado hace un año de ellos. Culmina en una sección de guitarra sensacional y tiene además un aire de clásico, con olor a road movie y a cariño por el lugar al que se llama hogar. Vamos, mucho de lo que disfrutar.