InicioConciertos - ArchivoSueños intratables: EH!+ Diecisiete

Sueños intratables: EH!+ Diecisiete

EH!

Miércoles. Calle San Vicente Ferrer nº 33. Sala Nasti. Ella sonríe y domina la situación. Tengo todo controlado. Vamos a dentro. Llévame muy dentro. Se abre la doble puerta. Rojo por fuera, negro por dentro. Negro. Oscuro. Con las habituales luces amarillas en cuadrados como un «Tetris» de fondo.
El subconsciente no habla. Hay gente haciendo ruido. Y un sonido embriagador de fondo. Ella sonríe y habla al oído. Es un juego. No te preocupes. Nada que ver con la realidad. Hay guitarras distorsionadas. Baquetas golpeando frenéticamente. La voz desgarrada arrastra y sostiene una melancolía que hace tiempo que buscabas. El subconsciente no habla. Hay varios pedales en el suelo. Y un micro recubierto con una especie de calcetín. Ella sonríe mientras golpea la batería. Sube el ritmo. Lo mantiene. Lo pausa. Dame distorsión. Todos escuchan. Hablan de que anoche la cagaste y lo sabes. ¿Quién no lo sabe a estas alturas? Dame sal para que mis heridas puedan sangrar. Él aullla. Y ella golpea. El subconsciente son sus letras. Diecisiete. Es el numero natural que sigue al dieciséis y precede al dieciocho.
Diecisiete son Mae (guitarra y voz)  y Susana (batería). Y Diecisiete son todo lo que exponen en sus conciertos. No dejen de escucharlos.
Luego vino EH! El subconsciente habla. Y grita. EH! transformó la oscuridad meláncólica en la banda sonora original de miles de películas y aspectos de tu vida. Bajo, contrabajo, chelo, violín, guitarra. Todos eléctricos. Saxo. Teclado. Batería. Imágenes envueltas en música. Intensidad. Post-rock, jazz. Ella no podía dejar de mirar. Cirugía de precisión exquisita que construye atmósferas físicas, palpables. Una auténtica orquesta que prescinde de la palabra, hasta en su nombre. Para cubrir todo el espacio escénico, de fuerza e imaginación. Trasladando al oyente a espacios muy diferentes. Expansión. Introspección. Lirismo. Cine. Una fase del sueño intratable a todas luces. El subconsciente habló.

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!


spot_img