InicioNoticias – ArchivoGala de los Brit Awards 2012: Blur han vuelto

Gala de los Brit Awards 2012: Blur han vuelto

blur brit awards

Rancia, aburrida y previsible, así fue la gala de los premios Brit, premios de la música británica en que se entregaron anoche. Si hubo un claro ganador fue el marketing, ni más ni menos.

Echo de menos los tiempos en que Pulp, Suede, Blur, Oasis, Elastica y otros tantos se peleaban por obtener premios, porque aquello, señoras y señores, aquello sí era rivalidad y cada uno de ellos defendía (dentro de lo que cupiera) un sello personal. Pero los tiempos del sello personal han terminado y, anoche, los que vimos el streaming de la gala pudimos ser testigos de ello.

Nos hacemos mayores, supongo, pero una se pregunta si realmente las cosas son como se reflejan en las entregas de premios (a falta de conocer los resultados de los NME Awards, el día 29 de febrero) porque si incluso en el Reino Unido triunfa la pose y la imagen cuando tradicionalmente ha sido siempre un referente para muchos, apaga y vámonos.

Al lío: Adele, que no es santo de mi devoción pero que cuenta con todos mis respetos, se llevó anoche dos premios, en primer lugar se llevó el premio a mejor solista femenina y  en segundo lugar al mejor álbum británico. Además la cantante protagonizó dos de las anécdotas de la noche, primero al recoger de manos de Kylie Minogue el premio a mejor solista comentando “A tu lado parezco una drag queen” (conste que no lo he dicho yo, lo ha dicho ella). Ya al final de la gala, estando en el escenario recogiendo el segundo premio fue interrumpida por el presentador de la gala porque, cosas del directo, llevaban fatal el timing y tenía que actuar Blur, a esto Adele respondio enseñando ese dedo que todos sabemos. Ese.

Destacada Adele con dos premios bastante merecidos (aunque yo soy más de Florence, que también estaba nominada) pasamos al momento ignominioso (lo digo como no siento, no quiero ofender) en que le dan un premio, a mejor artista/banda novel extranjero a Lana del Rey en detrimento de gente como Bon Iver o Foster The People… yo lo siento mucho pero ahí no pude con la vida, demasiado horrible para ser verdad. Pues nada, ahí sube Lana del Rey a dar las gracias con ese tonillo afectado que tiene que dan ganas de darle un meneo para que espabile. Me enervo.

Tambien recibieron premio, y no merece la pena ni comentarlo, porque para qué: Rihanna como mejor solista femenina internacional, One Direction: mejor single británico (tampoco es que la competencia fuera mejor), Bruno Mars como mejor solista masculino internacional (otro premio que tampoco entendí pues tambien estaban nominados Bon Iver y Ryan Adams cuyos discos, a mi entender, son mucho mejores que el de Mars), Coldplay como mejor grupo británico… pero claro, si se nomina a Coldplay hay que darles premio como sea, da igual que en lo que respecta a Mylo Xyloto los discos de Arctic Monkeys, Kasabian y Elbow (los otros nominados en la categoría) le den mil vueltas, pero a marketing y actitud a Coldplay no hay quien les gane, saben venderse y lo han demostrado. El premio al mejor grupo internacional fue tal vez junto con el de Blur el más merecido de la noche: los ganadores fueron Foo Fighters, para quien el resto de nominados no eran competencia, estamos hablando de uno de los grupos más grandes que existen ahora mismo en el panorama musical.

Además de Adele hubo otro artista que se llevó dos premios para casa, aunque en este caso me hizo poner muy en duda el criterio de los británicos a la hora de premiar. Se trata de Ed Sheeran, quien además actuó en la gala (en ese momento casi me duermo, lo juro)… ¿Quién es el catequista este de la guitarrita? Ed Sheeran, pues vale. Reconozco que no he escuchado mucho a este chico, porque sinceramente me parece un poco cansino (una vez más sin ánimo de ofender), pero cuando ves quienes le acompañan en las nominaciones te quedas con cara de póquer viendole salir a recoger el premio… y aquí aclaro que no fui la única, no voy a dar nombres porque no procede, pero las redes sociales estaban que ardían. Por partes: Ed Sheeran estaba nominado a mejor artista novel junto a Anna Calvi, Jessie J, The Vaccines y Emeli Sandé… y resultó ganador. Y estaba nominado a mejor artista masculino junto a Professor Green, Noel Gallagher, James Morrison y James Blake y también se lo llevó. Yo no entiendo nada señores.

La conclusión que saqué de todo el esperpento este que se perpetró anoche en Londres fue que era una forma encubierta de lograr un unico objetivo: reconocer la labor de Blur a lo largo de su historia, hacer oficial la reunión del grupo, y de paso conseguir lo que nadie habría creído posible allá por 1995, que Damon Albarn y Noel Gallagher se dieran un abrazo.

El de Manchester, además, actuó en la gala interpretando AKA… What a Life con la colaboración de Chris Martin al piano. También actuaron Adele, Florence + The Machine, Bruno Mars, el ya mencionado Ed Sheeran con su guitarrita en plan Flechazo en un campamento (que manía le pude agarrar anoche) y Rihanna, de la que mejor no hablo.

La gala finalizó con un mini concierto de Blur en el que lamentablemente no se incluyó su nuevo tema Under The Westway, pero sí dejaron un puñado de clásicos como son Girl & Boys, Song 2, Parklife con Phil Daniels (protagonista del videoclip en su día y de la película Quadrophenia en su otro día), Tender y This is a Low, que supuso el colofón a una noche aburrida, rara, pero con un final apoteósico. Eso sí, Damon Albarn iba más contento que unas pascuas.

spot_img