InicioEntrevistas - ArchivoEntrevista Crazyminds a The Right Ons: “La calle es el lugar donde...

Entrevista Crazyminds a The Right Ons: “La calle es el lugar donde se curte un músico”

THE RIGHT ONS

En este país de emprendedores en crisis, concursos de talentos televisivos y superficialidad extrema, se nos olvida frecuentemente lo que era una banda de música no mucho tiempo atrás. The Right Ons encarna esa manera retro de ver la música que reluce más que nunca en una actualidad tan deteriorada. Descubrieron las mieles del directo en las calles de Madrid, donde el frío ambiental era mitigado por el calor del compañerismo y el reconocimiento popular en forma de monedas. Desde allí, esta banda con base en Madrid aunque con raíces gallegas y madrileñas, consiguieron subirse a escenarios por medio mundo compartiendo talento y experiencias con grandes estrellas consagradas. Su humildad no concuerda con un gran pasado y un futuro prometedor.

Para conocer a una banda procedente de la calle hicimos lo obvio y les buscamos en su barrio. En Malasaña nos citamos en un angosto pasillo del Pepe Botella de la Plaza 2 de mayo. Mi habitual impuntualidad deja al descubierto unas cañas muy animadas. Me presento y me dejo arrastrar por las palabras sabias de unos chicos que definen una generación: pasión, ganas, talento… e injusta incertidumbre por el mañana. Y eso a pesar de que su mañana más inmediato sea una gira que les llevará a recorrer España y quien sabe si el mundo y que arranca el día 13 de diciembre en Madrid.

CRAZYMINDS: Voy a comenzar por la pregunta más obvia. ¿Por qué un disco en español?

RAFA FERNÁNDEZ (GUITARRA): Todo ha sido un proceso, no es un hecho aislado. Llevamos un par de años planteándolo. Ya en Get Out probamos alguna canción en castellano, aunque no nos encontramos a gusto en ese instante. Quizás antes no hubiese funcionado pero ahora es el momento preciso.

UTAH (BAJO): Es probable que todo surgiera de una colaboración que hicimos con Loquillo que nos picó el gusanillo. Hemos tardado dos años en sentirnos a gusto con el castellano.

 

C: ¿Se trata de algo transitorio o definitivo?

RF: Algo transitorio no tendría sentido.

ÁLVARO GUZMÁN (VOZ/GUITARRA): Eso no quita que volvamos al inglés puntualmente, pero ahora queremos mejorar y aprender, por eso elegimos el camino del castellano.

 

C: ¿Habrá alguna apuesta por algún otro género o estilo diferente en un futuro?

RF: El género es siempre el mismo, podemos entrar a que si es rock de Detroit o de lo que quieras pero es un disco de rock, punto. No nos centramos en estilos, nos dejamos llevar y lo que salga del local es lo que somos. Si en un futuro queremos meter un Hammond no nos va a temblar la mano, pero se trata de ser fieles a nosotros mismos y ser coherentes.

 

C: ¿Qué expectativas habéis depositado en este Volcán?

AG: Llevamos un año sin girar y lo que esperamos de este disco es que atraiga a mucha gente para que los directos sean cálidos. Queremos hacer kilómetros.

 

C: Vosotros habéis sido músicos callejeros. ¿Cómo es la calle?

AG: Partiendo de la base de que es música y de que eso es lo que nos gusta, las experiencias son distintas. Todo es improvisado, no tienes ni idea de quién va a pasar, si te van a dar dinero, si lloverá…

RF: No tienes infraestructura ni furgoneta que cargar. Todo es más libre.

U: Es música sin la industria de por medio. Todo es más virgen.

RF: Con lo que te sacas te vas de birrillas y es muy divertido.

MARTÍN MUÑIZ (TECLADOS): Una vez trajo croquetas un vecino porque le gustó lo que estaba escuchando. El domingo en La Latina suelen tirar canutos a la bolsa o te sacan birras de los bares. Te sacas unas pelillas y no te vas con el estómago vacío.

AG: Te curte en la música. No tienes micro, no tienes técnicos de sonido o una sala de conciertos. Estás a la intemperie contra los elementos. Hemos llegado a tocar nevando. En esos momentos descubres tus posibilidades porque tienes que forzar más la voz ya que no tienes micrófono y los dedos se te hacen más fuertes porque el frío endurece las cuerdas.

RF: Conocimos a mucha gente del mundo de la música. Raúl Torres nos vio en la calle y nos invitó a tocar con él. Otro día, conocimos a un colgao con gabardina que tocaba temas de los Beatles con su armónica. Es una experiencia muy bonita y nuestro presupuesto eran 10€ que nos gastamos en dos sillitas de playa.

AG: ¡Menos! Nos costaron 3,5€ en el Carrefour. El presupuesto era de 7€.

RF: Era muy divertido.

AG: Una vez que llevabas un tiempo en la calle comenzabas a conocer a mucha gente que tocaba por las calles. Muchas veces, se nos unían a Rafa y a mí siete u ocho músicos. Nos juntábamos y se incorporaban a la actuación armónicas, cajones, clarinetes…

 

C: ¿Con qué palabra definiríais la propuesta de la alcaldesa de Madrid de hacer un casting para músicos callejeros?

RF: Ana Botella.

MM: Injusto.

AG: Es que en Londres o Nueva York hace años que se hace…

MM: Si pones alguien que decida quién toca en la calle se pierde libertad.

U: Hay gente que no tiene una técnica exquisita pero su enorme creatividad cubre sus defectos. Se trata de gente que aporta mucho porque se trata de músicos que hacen algo diferente. Ese examen coarta ese talento. La calidad siempre se abraza a la creatividad.

MM: Para estar en la calle se necesita vivirlo.

U: No hay parámetros en la música. El virtuosismo tapa muchas veces a gente que, con menos técnica, busca hacer algo diferente.

MM: Yo no creo que busquen virtuosismo, simplemente buscan a alguien manejable que no les dé el coñazo.

RF: Yo entiendo que vayas en el metro y que un músico en particular te pueda molestar, pero eso puede pasar una de cada diez veces. Él se está buscando la vida, no es gente que esté ahí para pagarse lujos. Lo hace para sobrevivir. No es molesto como un sobre en B de Bárcenas.

U: Es que no pueden filtrar la solidaridad para ayudar a gente que lo necesita y que busca ayuda a través de la gente. Estamos en un país libre, o eso pensaba yo, aunque después de lo de las multas por protestar no sé yo. Eso es demencial.

RF: Es increíble como en Estados Unidos se trata de conservar el Blues y el Jazz callejero y en Europa se coarte, estamos hablando de la Europa de los juglares y de la transmisión oral de cultura en la calle. Que lo hagan en Corea del Norte o China lo comprendo, pero aquí eso es demencial.

MM: Parece que ahora ser músico fuese más peligroso que cualquier otra profesión.

U: La calle es de tránsito, no te vas a morir por escuchar música durante un minuto.

AG: Yo ayer iba con dos guitarras por la calle e iba acojonado. No vaya a ser que alguien pensase que llevo dos metralletas como el protagonista de Desperado. Cuando se contemple a la música como un trabajo y se ofrezcan derechos y Seguridad Social podremos hacer algo, mientras tanto…

RF: Me pregunto si el guitarrista de Sultans of Swing pasará el corte.

 

C: ¿Qué opinión os merece la industria musical en España?

U: Esa pregunta es complicada. Aquí todos hemos estado en varios bandos dentro de la música. Hemos trabajado de mánagers, road mánagers.. No es bueno generalizar. Ni todas las discográficas son tan malas ni todos los sellos independientes tan buenos.

RF: Hay sellos que trabajan sin molestar a nadie y que sacan la música que les gusta sin atender a géneros. Indudablemente, también hay sellos que hacen contratos 360, sacan pasta de la SGAE… Pero eso no quita de que la situación sea muy dura con el tema del IVA y la subida de las entradas. La culpa no es sólo de la industria, sino de lo que rodea la música y de los que nos gobiernan.

AG: A nosotros lo que nos gusta es hacer música y subir a un escenario a tocar, lo demás es un coñazo.

RF: Yo creo que la situación viene motivada porque los márgenes que se manejaban en la música eran antes mucho más amplios que ahora.

AG: Nosotros nos hemos encontrado con la situación actual. No conocemos otra cosa y en este momento estamos en una época de cambio.

MM: Si hubiésemos sido una banda importante en los 90, entiendo que estuviéramos pasándolo mal ahora, pero nosotros solo hemos vivido esta época. Hemos ido poco a poco disfrutando del momento. Lo que hacemos es dar un pequeño paso tras otro.

RF: Es una época complicada, y tanto las discográficas como los promotores o los músicos vamos en la misma dirección.

U: Nosotros no vivimos exclusivamente de la música. Tratamos de sobrevivir con la música al lado. Lo único que buscamos es tocar.

 

C: ¿Creéis que esta generación de músicos debe de servir para generar un movimiento social o artístico acorde con el contexto que vivimos?

AG: Esta generación que se encuentra viviendo en este momento en una ciudad como Madrid y en un barrio como Malasaña está gestando un movimiento guay de buenas bandas que se encuentran creciendo y creo que será recordada como creativa e innovadora. Cada banda hace un poco lo que puede. Unos tratan de cambiar el mundo, otros se centran en la música. Todo vale en la música. En el fondo todo los músicos estamos hechos de lo mismo.

RF: Yo creo que los músicos en España, durante los últimos años, están un poco fuera de contexto. Pienso como Álvaro. En unos años se nos recordará como una etapa creativa pero habrá reproches, no a nivel técnico, pero sí percibo una falta de sintonía con lo que nos rodea. Puede ser que nos encontremos en pleno epicentro de la situación.

MM: Hay que mirarlo en perspectiva. Durante La Movida ninguna banda estaba adscrita a ese movimiento. Fue mucho después cuando se les etiquetó.

 

C: Habéis teloneado a mitos como Neil Young, Muse, Wilco, Hives o Eli Reed. ¿Qué guardáis de esos momentos?

MM: Aprendes mucho. Te quedas con sus genialidades que mejor funcionan. Es como tener a un profesor al lado. La experiencia te sirve para el futuro cuando seamos nosotros quienes tengamos teloneros. A veces, aprendes de la gente más insospechada.

RF: Es una gran satisfacción a nivel de ego. Es algo en plan, «he tocado con alguien que llevo siguiendo desde X tiempo».

AG: Es una satisfacción personal que acaricia el alma.

 

C: ¿Con qué músico soñáis tocar?

AG: A tí, Utah, ¿no te gustaría tocar con los Queens of the Stone Age?

U: Hombre, ¿y a quién no?

RF: ¿Valen otras épocas?

 

C: Por supuesto.

U: Si es así, yo me quedo con los 70.

RF: A mí me gustaría girar con un tío rollo Jack White. Creo que es bastante genio, y si hubiese buen feeling con él, seguro que aprendería muchísimo.

AG: Sí señor, White mola.

MM: Cuando hicimos la gira con Eli Paperboy durante un mes fue un buen punto para aprender y tomarte esto en serio.

U: Yo me iría más a músicos de Nueva Orleans como Irma Thomas.

RF: No sabría decidirme por uno solo.

AG: Un grupo que nos encanta y con el que nos gustaría tocar es Delta Spirit, no por estilo, sino por el directo que tienen.

 

C: ¿Tenéis algún nuevo proyecto en mente?

MM: Tenemos alguna canción en un cajón desastre, pero nuestra mente está centrada en girar con Volcán hasta que reviente y se quede sin lava.

RF: Estamos centrados en nuestro nuevo disco. Es pronto para nuevas cosas.

MM: Están mirando si lo editan en otros países. Esperamos que cuaje para girar por allá y por los principales festivales veraniegos. Queremos recuperar un año sin carretera.

AG: Queremos que nos llamen para hacer kilómetros y cruzar el Atlántico. Todo lo que sea viajar nos gusta.

 

C: Esperamos que así sea. Muchas gracias por atender a Crazyminds y nos vemos el día 13 de diciembre en el inicio de vuestra gira, en Madrid.

spot_img