InicioDiscos – ArchivoELLE KING - LOVE STUFF

ELLE KING – LOVE STUFF

Un nuevo diamante que poco a poco han ido puliendo desde RCA Records ha salido desde Estados Unidos, cuando Tanner Elle Schneider ha sacado su primer disco, el cual puede ser una de las grandes sorpresas de este año. Echando una mirada a algunas páginas musicales americanas y británicas, la nota media está en el 4 (sobre 5). La comparación de la voz y su estilo hacen que se compare a Elle con Adele o incluso por momentos a Amy Winehouse.

Elle King nació en 1989 y en su nombre ya se puede ver que cuenta con algo del mundo del arte en sus venas, y es que es hija del polifacético cineasta Rob Schneider. Siendo muy joven, sus padres se divorciaron, y Elle se fue con su madre a vivir a Ohio, cambiando Los Angeles por un lugar más tranquilo. Su madre se volvió a casar, y es aquí donde comenzó a interesarse en el mundo de la música, cuando su padrastro le regalo el disco de The Donnas. A los nueve años recibió la que sería su mayor influencia para lo que ahora ella ha gradado un disco. El miedo escénico no es un factor que vaya a poder trastocar la carrera de la joven estadounidense, ya que con 12 años su padre biológico puso a su hija delante de la cámara para participar en la película Deuce Bigalow: Male Gigolo.

Al año siguiente comenzó a tocar con la guitarra canciones de grupos como Yeah Yeah Yeahs, Etta James, Aretha Franklin, Al Green, Hank Williams, Johnny Cash y AC/DC (tiene el logo de la banda tatuado en el bíceps). En su adolescencia, pasaba los veranos en uno de los campamentos sobre música y arte dramático más importantes de EEUU, Buck’s Rock, en el mismo lugar que Ezra Koenig (Vampire Weekend), Matt McGorry (Orange is the New Black) o Ezra Miller (The Perks of Being a Wallflower). Primero vivió en Los Angeles, pero la mayor parte de su adolescencia la pasó en Nueva York, donde solía ir a bares con DNI falso. Tras acabar el instituto, se fue a la Universidad de Arte de Filadelfia. Es aquí donde Elle aprendió todas las habilidades musicales y escénicas que le hacían falta para poder dar el salto a lo que siempre quiso: ser cantante.

A su vuelta a Nueva York, fue captada por la discográfica RCA Records, que le ayudó en todo lo que lleva haciendo desde ese 12 de junio de 2012 cuando se dio a conocer oficialmente con su primer trabajo, un EP de cuatro canciones llamado The Elle King EP. Este trabajo fue grabado en Nueva York y contó con la ayuda de unos buenos productores; Andy Baldwin (Björk) y Chris DeStefano (Kelly Clarkson). De este EP se han usado todas las canciones para series o anuncios, siendo Playing For Keeps la que más lejos llegó, siendo la canción principal de la serie de VH1 Mob Wives Chicago.

El pelotazo de este EP en el mundo de la televisión hizo que Elle pudiera salir por EEUU de gira, siendo telonera de Of Monsters and Men, Train o Ed Sheeran, del cual tiene grandes recuerdos y bastantes consejos “que me han ayudado para poder hacer el disco”, como dijo hace poco la artista estadounidense. Después de todo esto, la nueva chica mala de la música se puso manos a la obra para hacer su primer disco. Y hace muy poco, el 13 de enero, salió a la venta este disco, Love Stuff.

El disco cuenta con una gran variedad de canciones, de ritmos y algún que otro hit que pueden convertirse en sorpresa en este 2015. Posiblemente, la canción más pegadiza de este disco sea America’s Sweetheart, con un inicio que recuerda a Mumford & Sons (no es la única canción que recuerda a los ingleses) y con un estilo al final más parecido a Katy Perry o Ariana Grande. Una de las primeras canciones que salió en forma de single de este disco fue Ex’s and Oh’s, una canción de estilo chulesco que muchos artistas nuevos están usando, como Serena Ryder (Stompa). El disco cuenta con algunas frases que se graban por su fuerza, como «I’d rather die than get old” (“Prefiero morir a envejecer”) de la canción Jackson, otra de esas canciones con la que se podría comparar a Elle con Taylor Momsen.

El disco es un continuo ataque a muchas personas, reales o no reales, o simplemente siendo negativa con respecto a la vida. Esto es algo que al final del disco cambia, y muestra una actitud más cariñosa con las personas. En Make you Smile se ve que alguien convenció a la chica mala para quedarse en la ciudad (“I used to hate this town, but I stayed because you’re here”). Love Stuff cuenta con todo, hasta con una balada agridulce final, See You Again, donde se ve que la ayuda de Ed Sheeran pudo convertirse en una canción que demuestra que puede ser una artista a tener en cuenta en muchos campos de la música. Por meter alguna comparación con artista nacional, Russian Red se mete por aquí para “escucharla” en I Told You I Was Mean.

Una nueva artista ha nacido; una nueva chica mala, pero como se ha visto, no hay que dejar que su exterior enseñe la bondad y dulzura que tiene por dentro Tanner Elle Schneider.

Escúchalo aquí:

spot_img