InicioConciertos - ArchivoXoel López: Brisa atlántica en el verano de Madrid

Xoel López: Brisa atlántica en el verano de Madrid

El verano en Madrid queda tan alejado del mar que se convierte en un engorroso desierto. Para paliar esta solana musical, la Fnac de Callao ha organizado una más que interesante selección de directos acústicos que nos aliviarán de calores y ausencias estivales. Para empezar a nota la brisa del mar, nada mejor que un Atlántico como Xoel López mostrando valentía y creatividad ante un público deseoso de escuchar de sus labios ese Paramales tan inconfundible y tan vanguardista.

Xoel López es un tipo sencillo contrario al modelo del típico Dylan español que tan en boga ha estado por estos lares. Si el verdadero Dylan azuzó a los anticuados folkies de los sesenta introduciendo electricidad en el género, Xoel logra invitar al folk unos tímidos pero eficientes arreglos electrónicos que evolucionan el sonido del nuevo folk. El mundo ha cambiado y a las decenas de personas que aguardaban cola a la entrada del comercio poco les importaba la etiqueta. Ellos buscan al hombre sencillo que cuenta historias a través de ingeniosos ritmos muy personales. Esa confianza ayuda a que importen aún menos los calificativos. Siempre te gustará Xoel si te gustan las historias de la vida, dibujadas con dolor y esperanza.

Xoel nos sabe escuchar muy bien porque sus historias son parte de nosotros también. Su morriña adictiva comenzó a llenar el coqueto escenario de la Fnac en cuanto su impronta gallega se hizo notar. El hechizo de Paramales se desnudaba ante nosotros y con él un autor que no esconde absolutamente nada sobre un escenario. No le hace falta vestirse de artificio al ex-Deluxe, sus letras y su presencia llenan cualquier espacio.

Todo fue muy rápido en este torrente musical de nombre Ni un minuto sin música festival, ha sido como uno de esos chispazos de vida que tanto le gusta incluir a Xoel en sus canciones. Destaca sobre manera aunque obvia, Patagonia, o cómo hacer sentir algo sin haberlo vivido. Los arreglos vocales y la electrónica aportan a Xoel un sonido contundente idóneo para darle aún más consistencia a la fuerza de sus palabras. Se intuye un nuevo camino a explorar por este aventurero sin sombrero ni paraguas. Afrontar un concierto como el del a Fnac dando tan buena impresión no es sencillo: espacio pequeño pero abarrotado, directo acústico y esa sensación de estar solo ante el peligro.

Muchos músicos rehuyen de retos así. Xoel no. Se atreve a entonar sus melodías galegas, incluso en la meseta. Todo un guiño a su tierra y la nostalgia eterna que la envuelve. Aún retumba en nuestros oídos aquel Atlántico que ha madurado en algo más complejo al ritmo de temas como A serea o mariñeiro. Ese ritmo tan norteño nos trajo algo de brisa ante otro verano en tierra firme siendo marinero de agua dulce. Ante un público entregado y tras 45 minutos, Xoel abandona el estrado y se despide por el momento de sus fervorosos seguidores. Todos le agradecemos que haya puesto algo de color y sonido al verano de la capital.

El próximo viernes le tocará el turno a LA, una banda castiza de sabor sureño y vivencias californianas. Irresistible. Durante el mes de junio también podrás degustar acústicos de Fernando Martín, Nudozurdo, Sexplosion o La Pegatina presentando sus últimos trabajos en este formato breve, ágil y muy íntimo. Sus acordes sonarán a lluvia fresca sobre los tejados de Madrid en plena sequía. El océano ya no queda tan lejos, al menos el musical.

spot_img