Inicio Conciertos - Archivo 20. Veinte. Vente. Jabalina. Aniversario

20. Veinte. Vente. Jabalina. Aniversario

El vigésimo Aniversario de Jabalina se presentaba en la madrileña Sala But, como OCHOYMEDIO Club. Un aniversario en el que exponían mucho de lo que es y ha sido este sello a lo largo de su vida con los conciertos de Apenino, Doble Pletina, Pumuky y Parade. Así como la pinchada de Tanís Abellán, alma y responsable de Jabalina.

Viravolta de Apenino abría el 20º aniversario del sello Jabalina. La fina y delicada melodía pop llenaba la sala con su nueva vuelta de tuerca, Viravolta, supone un claro paso adelante dentro de la ya amplia obra de Marco A. Maril. El idioma gallego se hace muy presente en las canciones de Apenino y los acompañamientos de Linda Guilala (Iván a la batería (pads y bombos) y Eva a los teclados/ coros) aportan más bruma (fenómeno atmosférico consistente en la suspensión de partículas casi invisibles de agua u otra materia) y matices al paisaje. Matices electrónicos. Marcados. Quietud. Limpieza. Jabalina y su querencia por concierto corto, para abrir boca y en el que toco las primeras tonadas que ya se están haciendo conocidas para los acérrimos como Conversa Ultramarina, Esforzo Infinito. Una pena no poder escuchar la gran versión de la leyenda del tiempo. Concierto de introspección y escucha.

Continúo la fiesta Doble Pletina. Otra oda al pop. A la canción perfecta. A las pequeñas historias hecha música. Es tarde para tocar en un grupo de pop, tarde para encontrar la paz interior, no espero volver a encontrar la paz interior, jamás. Ironía pop alzada en manos de Laura Antolín, Marc Ribera, Francina Ribes, Jaume Cladera y Cati Bestard. Teclados, batería, acústica, bajo. Canciones redondas como Música para cerrar las discotecas hizo las delicias del respetable, que se venía arriba y coreaba las canciones.

Cambio de tercio. Pumuky ha creado ya un puñado de obras de arte hechas música. Obras de arte con ruido. La melodía se disuelve en un maravilloso y fino ruido, mezclado con unas maravillosas y poco ensalzadas letras. Dame distorsión. El bosque en llamas se convirtió en vinilo y en directo Si Desaparezco, El Eléctrico Romance de Lev Termen y la Diva del Éter, tienen vida propia. Más allá de ellos o de ti. La masa se acerca a las primeras filas. Saltos y admiración. Se espera con ansia las nuevas canciones. Las nuevas letras, escogidas. Aquello que querrías decir tú.

Cerró Parade con su ciencia ficción música. Colección de canciones escogidas al azar para la ocasión: Stephen Hawking y otros hits como Tierra Postapocalíptica, Niño Zombie.. Lleno en la sala. Baile y agitación.

Cerró la pinchada de Tanís Abellán. Larga vida a Jabalina.